Archivo mensual: octubre 2008

Entrevista Claudio Herrera

“Me gustan muchos lugares de Buenos Aires, me gusta mucho Retiro, el Kavanagh, por ejemplo, es un edificio que encuentro notable. Me da el aura de estar siempre perdido en el tiempo, uno lo mira y podría estar en los años 40 fácilmente. Es un lugar de apogeo. El edificio Barolo también tiene esa cosa progresista, casi utópica de la ciudad. Me da pena todo lo que está ocurriendo en Palermo “Hollywood”, toda esa cosa inmobiliaria, ahí la ciudad se está cayendo. Buenos Aires en el último tiempo es una ciudad de calamidad. Es grave lo que ocurre, de aquí a 10 años esto no va a tener ningún tipo de personalidad, es grave. Se están perdiendo una ciudad fantástica”

Soy colecionista de música desde pequeño, es mi pasión, nunca paro, sigo siempre investigando lo que hay. Me gusta un extenso abanico de formas musicales, creo que mi más grande pasión es por la música electrónica alemana de los 70, el krautrock, el spacerock, el rock psicodélico de los 70. Me gusta mucho la música docta, los serialistas, dodecafónicos, hay una cosa muy alemana en la música que me persigue, son muy exploradores los alemanes y siempre caigo en ellos.”

” Yo siempre pinto con música, siempre hay un ambiente sonoro y musical que no me permite estar en silencio. Eso se representa bastante en mis trabajos, son bastantes musicales, a veces son como pentagramas. Son como mapas también, por eso el tema de la ciudad, son muy cartográficos. Mi gran influencia en el tema artístico son las vanguardias, y en ellas siempre estuvo esa relación entre la ciudad, la plástica, lo musical, esa cosa berlinesa, el expresionismo alemán, el futurismo italiano, las vanguardias soviéticas, el dadaísmo, ese es mi punto de partida. Soy muy vanguardista en el sentido clásico de la palabra para entender lo que hago, y busco que eso se manifieste.”

“Para mi el arte es complejidad, no me gusta el arte por el arte, o el arte que remite a una moda. Me gusta que remita a referencias fuertes, implacables…Me parece que hoy en día los artistas carecen de crítica, todos están en un plano muy aburguesado, se plantan con mucho miedo frente a todo, a los galeristas, a la crítica. Les falta rigor, les falta decir cosas interesantes. Me parece también que son bastante ignorantes, tienen un mundo muy acotado. Eso lo veo mucho en Chile, los artistas vienen de una clase burguesa dominante que tiene todo muy resuelto, entonces no hay lucha en el interior, no hay tensión, drama en lo que hacen. Si uno tiene la suerte de ser artista en este mundo, que es una suerte, uno tiene que sacrificarse, hacerse mierda. El arte tiene una dimensión heroica, si uno se mete en Hegel, en los clásicos griegos, el arte no es tontera, si tenemos la suerte de ser artistas, lo mínimo que podemos hacer es luchar por ciertas cosas.”

” Me gusta mucho la obra de Berni, De la Vega me parece fantástico. Berni tiene en su obra esa capacidad de sofocar, de dar interés en el receptor, de hacerte ver que hay un mundo allí, hay tragedia, hay drama, reflexión, lucha de clases. La obra de Ferrari también tiene cosas muy interesantes, creo que en la Argentina hay muy buenos artistas. Giulia Kosice también me gusta mucho, Spilimbergo. Lo nuevo está en una dinámica cultural distinta, Siquier, Stupia, Pablo Suarez, Alberto Heredia, todos son muy buenos. Hoy los artistas también están muy retrotraídos a su espacio íntimo, se han creído mucho lo de la muerte de las ideologías, de que ya no hay nada que decir, son ingenuos y repiten fórmulas reaccionarias, el arte tiene que ir más allá, cuando hacés una exposición estás entregando un mensaje que tiene que ser leído desde muchas posiciones, es un mensaje histórico…la obra de arte que me interesa desarollar como persona es una obra extendida, polivalente, rigurosa, crítica, extraña, divertida, retórica, que sea inabarcable.”

“Me influencia mucho la arquitectura, el cine, el concepto de modernidad, la Bauhaus. Cuando vi “2001: odisea del espacio” encontré muchas claves allí, con “Midnight Cowboy”, donde actúa Dustin Hoffman, lo mismo, allí está el concepto de ciudad como algo inabarcable, lleno de experiencias. Eso me interesa”.

” Chile me aburre, son países que se pierden la oportunidad de hacer cosas interesantes, es carísimo y tiene una oferta cultural mucho más restingida que la de Argentina. La calidad de vida está muy por el suelo, uno llega a la casa para ver televisión…Yo me fui de allí porque no pasa nada, la capacidad crítica de ir más allá de las cosas es muy difícil.”

Entrevista Diego Beyro

  • La mayoría de mi familia es artista, por lo tanto naturalmente siempre pinté, me gustaba dibujar y cuando salí del colegio estudié bellas artes un año. Después me cambié, creo por miedo, a la publicidad que era un poco más fácil y ahí fui creativo y director de arte, y después me di cuenta que tampoco era eso, entonces volví a pintar.
  • Creo que todavía estoy buscando mi técnica, lo que hago ahora es pintura pero la trabajo como dibujo, entonces veo que mi interés está en algo muy anatómico y muy…no sé si usar la palabra “clásico”, pero se acerca a eso, a algo más académico. Trato a la pintura como una forma de dibujo pero también de forma académica, me gustan los volúmenes, por eso en esta etapa de mi vida estoy haciendo blanco y negro, grises. Como que también me estoy estudiando a mí.

  • Para llegar a la pintura sobre las sábanas empecé por lo de los niños que era una experimentación y se empezó a convertir en obra porque yo la sentía muy expresiva, y también expresaban mucho para los demás. Los primeros modelos para los niños fueron mis sobrinos, que son mi propia sangre. Yo sentía que los usaba a ellos para gritar, por ese grito que quizás no hice cuando era un niño, ya que por alguna cuestión no grité tanto, entonces estoy gritando ahora que soy adulto a través de ellos que son niños. Es un grito desaforado que incluye todo, pasando desde la angustia hasta la diversión, hay gente que ve en ese grito a un niño pidiendo una golosina y hay gente que ve a un niño angustiado.
  • Me interesa pensar en las expresiones y en la boca abierta como un gesto de decir un mar de palabras, el niño grita como símbolo de la niñez, y ahora me interesa indagar en la juventud y para mí la juventud es el orgasmo de la vida, hoy los jóvenes en general vivimos el orgasmo de la vida, el éxtasis. Por lo tanto, me pareció bien manifestarlo con caras en el momento del éxtasis, y después surgió lo de la sábana como una idea, un soporte que está bien relacionado.
  • El diseño, la publicidad y la gráfica tienen que basarse mucho en el arte, hay mucha gente del mundo de la publicidad que tiene intenciones artísticas todo el tiempo pero es muy difícil volcarlas en el oficio, es imposible, ya que hay clientes de por medio, pautas, cosas que inhiben todo eso. Lo que me pasaba a mí cuando vivía del mundo del diseño y la publicidad es que eran frustraciones todo el tiempo, porque no podés hacer lo que querés sino lo que te piden. Todo parte de un pedido, no de una intención.
  • El artista joven siempre está sometido a mucha presión, porque hay mucha gente que está esperando algo, sobre todo la gente que me conoce. El no éxito me intranquiliza, y el éxito te pone nervioso porque lo tenés que sostener. Como decía Maitena: cuando sos joven todavía no sos un artista consagrado, después cuando sos un artista reconocido ya pasaste de moda y al final sos importante solo cuando te morís.

  • Hace un año me convocó Fabrica, que es como un laboratorio artístico de diseño y comunicación de la familia Benetton, y le dan becas a jóvenes de menos de 25 años de todo el mundo, y hay distintas disciplinas y la gente experimenta, se trabaja con pedidos de clientes de bien público, social. Hay mucho desarrollo en multimedia, fotografía, música. Es muy bueno porque hay un montón de jóvenes y aprendés mucho de los otros, de los tutores. Vivir en Europa es muy interesante, llegar a Italia, yo que soy amante del renacimiento, fue buenísimo. Casi todos los artistas que trabajan el cuerpo humano me generan mucha admiración, en mi adolescencia fui muy fanático de Dalí y ahora estoy volviendo a valorarlo. También por eso me gusta mucho el Renacimiento.
  • Me encanta la moda, cuando vivía aquí en Argentina, me compraba la Vogue, todas esas revistas. Me encantan las producciones de moda, me fascinan y no sé porque tanto.Es un lenguaje que me gusta, el flash, me gusta mucho sacar fotos.

Julio 2008.

De vuelta

Hola, volví…Voy a postear una serie de entrevistas en primera persona que les hice a artistas que mostraron obra en Wussmann, y que ya publiqué en el blog de Wussmann (wussmannblog.wordpress.com). Las fotos son mías también.

Nos vemos!

Horacio Zabala en Wussmann.

“Si tengo que elegir tres edificios de Buenos Aires: el Kavanagh, la estación Retiro y el Puente de la Mujer en Puerto Madero. Un edificio de viviendas, una estación de trenes y un puente”.

zabala-4.jpg

Entre las obras de arte que más me gustan, están cualquier ready made de Duchamp, sobre todo el primero, el portabotellas, creo que es una obra muy importante. Como contraste elijo una de las esculturas de Brancusi, las de las aves, y todo Leonardo Da Vinci, sobre todo sus dibujos”.

zabala-1.jpg

“En cine todo Cronenberg, cualquiera de sus películas, algunas de Fellini, no todas, La Strada y Roma, y Visconti, cualquiera, de Visconti todo. De Cronenberg me interesa mucho la violencia y esa no explicación de la violencia, ese clima mezclado con erotismo. Y hay un cuarto que me gustaba que es el de Paris, Texas, Win Wenders, pero después desmejoró mucho”.

zabala-2.jpg

” De los artistas locales me interesan Gustavo Romano, que hace obras con nuevas tecnologías, Jorge Macchi y hay una artista que se llama Mara Fakin, que me parece excelente. Hay otros, pero son los que se me ocurren ahora”.

zabala-3.jpg
” La muestra en Wussmann se va a llamar Ensayos en zig- zag, y van a ser 17- 18 obras, que son muy distintas entre sí, algunas son simplemente dibujos, otras están en el espacio, instalaciones en la pared, en el piso, un video con música, o sea me doy cuenta que estoy yendo en zig- zag. Otras exposiciones que hice fueron más lineales, acá mezclo todas las técnicas y los materiales, madera, hilo, chapas, video, fotografía, textos, es un zig- zag. Por eso hay muchos círculos, no hay principio ni fin. Este lugar como galería es fascinante, creo que es el lugar más estimulante desde el punto de vista espacial, pero no sólo por eso, sino que es también la recuperación de un espacio en el casco antiguo de Buenos Aires.
Por lo tanto, es un lugar donde se puede producir arte contemporáneo,
pero a la vez cargado de un contenido histórico evidente”.
Febrero 2008.